Publicidad
Publicidad

El nuevo rascacielos de Monterrey tendrá la firma de Sordo Madaleno

El edifico medirá 227.70 metros de altura y es parte de una convocatoria que propone la redensificación de la colonia Mirador.
Sordo Madeleno
Sordo Madeleno - (Foto: FOTOGRAF�?A Tomada de sordomadaleno.com)

El despacho Sordo Madaleno Arquitectos es el responsable del diseñó del rascacielos Constitución 999, la nueva torre que buscará ser un ícono de la imagen urbana de Monterrey.

Sordo Madaleno ganó el concurso internacional para el diseño arquitectónico de la torre, organizado por el desarrollador inmobiliario Proyectos 9, informó la propia fima de arquitectura en su sitio web.

El complejo será de usos mixtos y busca potenciará el centro de la ciudad, de acuerdo con el sitio web del despacho.

El edificio medirá 227.70 metros de altura y en su interior combinará oficinas, hotel y vivienda. El diseño fue resultado de la integración de un innovador sistema estructural a la fachada del edificio.

Lee: Planean el rascacielos de madera más alto del mundo en Japón

Esta nueva construcción es parte de una convocatoria que propone la redensificación de la colonia Mirador y tiene el objetivo de iniciar con el proceso de regeneración urbana al centro de la urbe, explica Sordo Madaleno.

Publicidad

Para lograr esto se llevará a cabo la unificación de usos residenciales, comerciales, corporativos y de hotel dentro de esta área subutilizada.

Tomada de sordomadaleno.com

El masterplan de la torre, planeado por Sordo Madaleno Arquitectos, contempla dos fases de desarrollo, la unión de varios predios aledaños al proyecto inicial, para la creación de un epicentro de acción con una configuración en elipse y conectar cada nuevo edificio del plan maestro entre sí, como resultado esperan la inserción del componente principal al interior de la elipse.

Recomendamos: Las celebridades que asistirán al World Design Capital CDMX 2018

Los tres factores que sirvieron de base para el diseño fueron: integración, apropiación y revitalización.

Se trata de un ejercicio arquitectónico donde no solo propusieron un proyecto aislado, sino que extendió sus barreras físicas hacia su contexto próximo para generar un diálogo con la ciudad y lograr el propósito de regenerar los espacios públicos de la zona como la Plaza de los Compositores.

 

Newsletter
Recibe en tu email nuestro contenido.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad