Publicidad
Publicidad

3 retos de la disrupción que encaran los #10Despachos 2017

Las tres firmas de arquitectura que se ganaron un lugar en las tres primeras posiciones del ránking cuentan cuáles han sido los desafíos para generar soluciones innovadoras de futuro.
1er lugar 10D
1er lugar 10D - (Foto: Héctor Barrera)

Para los despachos de arquitectura en México, la generación de soluciones verdaderamente disruptivas hacia futuro supone enormes desafíos que no necesariamente son externos, sino que las mismas firmas se autoimponen en su afán por hacer efectiva su filosofía y hacer tangible aquello en lo que creen.

Un ejemplo de ello son las firmas que lograron ganarse un lugar en el ránking 10 Despachos 2017 más Disruptivos de Obras. Específicamente los despacho que fueron acreedores a los tres primer lugares del listado: Taller de Arquitectura Contextual (TAC), Arquitecturame y Cuadra Urbanismo.

Sus respectivo líderes contaron a Obras los retos autoimpuestos que han sorteado en su camino hacia la disrupción:

Arquitectura ética con basura

Para Alejandro D'Acosta López, líder del Taller de Arquitectura Contextual (TAC), el proyecto del despacho enfrenta dos retos principales: la ética, desde el punto de vista de tener obras que influyan de manera ecológica y económica. Hacer activismo con los tabiques.

"Es un momento muy importante para el país y el quehacer de la arquitectura… El activismo está en comunicar lo que podamos decir de nuestro trabajo", afirma el arquitecto ganador del primer lugar.

Publicidad

Entérate: Obras revela a los #10Despachos 2017 con la solución más disruptiv a

El segundo reto es ser capaces de construir poesía con la basura, pues para el líder de TAC, son momentos de silencio, ya que todo ya está dicho en términos de materiales y ahora es necesario comenzar a reciclar.

"Todos los materiales ya están hechos, nosotros recogemos la basura y construimos… Nos corresponde como generación darle un uso a lo que nos estorba, pensar en lo que es correcto", afirma.

Levantar la obra de un Pritzker 

Rafael Barona, líder del despacho que ganó el segundo lugar, Arquitecturame; considera que su proyecto fue el que originó el reto, pues para él solo había un objetivo: que el diseño del arquitecto japonés Toyo Itō para el Museo Barroco de Puebla llevara sus productos prefabricados.

Arquitecturame creó un sistema constructivo que resolviera las necesidades arquitectónicas de la edificación a través de paneles preconstruidos. Ése fue el reto, pues aun cuando crearon una solución que resultó mucho menos costosa que el sistema tradicional, enfrentó la oposición de quien esperaba ver resultados inmediatos.

Ve al Especial: 10 Despachos 2017

"Yo quería hacer el edificio y para lograrlo había que inventarse qué venderle y encontrar qué hacer para entrarle porque quizá sea la única obra en este país (del arquitecto japonés). Toyo Itō es un emblema de la arquitectura mundial; participar en su obra era lo más importante para mí", dice Barona.

"Hubo tres factores que nos ayudaron a enfrentar el reto: el primero, no voy a negarlo, fue la ignorancia, pues me permitió meterme en ese reto. Hoy, de haber sabido, ni por error me meto ahí. La segunda irresponsabilidad, porque nos metimos sin tener nada previo, todo lo diseñamos para ese proyecto, y la tercera el amor a la arquitectura. Supongo que para ser disruptivo tuvimos que pasar por algo así", dice.

Escepticismo ciudadano

Para Manuel Padilla, del despacho Cuadra Urbanismo y acreedor al tercer lugar, el principal reto no ha pasado, lo enfrenta todos los días.

Fundadores de una plataforma de co-creación de proyectos donde los despachos diseñan, pero los proyectos consideran la participación de los ciudadanos, éstos son tomados en cuenta.

Entérate: 14 firmas que han sido estrellas en #10Despachos de Obras

"El reto es que la ciudadanía sigue escéptica de plataformas de participación ciudadana. Siempre es el reto. Cuando queremos co-crear un proyecto con los vecinos, nos cuesta trabajo, pues están escépticos, y ya cuando trabajamos con ellos se dan cuenta que sí van a tener voz y nos piden más", comenta.

La forma de superarlo es dejar el ego sentado, entender que aunque cuentan con mayor preparación académica deben ser capaces de hablar de ciudadano a ciudadano.

"Aunque estudiamos y tengamos maestría y doctorado debemos dejar el ego sentado en una butaca y hablar de ciudadano a ciudadano, nos tenemos que quitar etiquetas de especialistas y hablar uno a uno", concluye.

 

Patrocinado por:
 

 

Newsletter

Te has registrado exitosamente!

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad
Publicidad