Publicidad
Publicidad

La Estatua de la Libertad tendrá un nuevo museo

GALERÍA. El edificio de cristal es un proyecto diseñado por un equipo de arquitectos liderado por Nicholas Garrison.
Placeholder articulo
Placeholder articulo

La Estatua de la Libertad, uno de los principales puntos turísticos de la ciudad de Nueva York, tendrá a partir de 2019 un nuevo museo cuyos planes fueron desvelados la semana pasada por los responsables del emblemático monumento.

El nuevo museo, que se financiará con capitales privados, tendrá una gran estructura acristalada de más de 1,800 metros cuadrados que se construirá de espaldas a la estatua, en un proyecto diseñado por un equipo de arquitectos liderado por Nicholas Garrison.

"Este lugar es el mejor símbolo de lo que significa ser americano y lo que representa la inmigración en nuestras vidas", afirmó el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, durante la ceremonia en la que se presentaron los planes para el recinto, de acuerdo con la agencia de noticias EFE.

Al acto, celebrado desde la Isla de la Libertad, acudió también la diseñadora Diane von Furstenberg, al frente de una campaña de recaudación de fondos para ayudar a financiar las obras del museo, cuyo costo se calcula en unos 70 millones de dólares.

Varios grandes filántropos estadounidenses ayudarán a financiar la obra, entre ellos Jeff Bezos, fundador de Amazon, y Michael Bloomberg, exalcalde de la ciudad, según la agencia AFP.

Recomendamos: El Museo Afroamericano: una gran corona de bronce en Washington

El proyecto incluye una gran galería, un "teatro envolvente", una librería y una terraza ajardinada que mantendrá la topografía del césped que ahora ocupa el terreno, en la plazoleta circular cercana a la estatua, que mide 33.8 metros de altura y pesa 225 toneladas.

La fundación que administra Isla de la Libertad y la cercana Isla Ellis -y que llevó a cabo la renovación del museo de inmigración de Ellis- lanzó la construcción del edificio.

Cuando abra, ofrecerá una vista magnífica de Manhattan al mismo tiempo que una "experiencia multisensorial" y "una reflexión sobre la noción misma de la libertad", según sus creadores.

Contrariamente al museo actual situado en un pedestal de la estatua, el edificio será construido en el extremo opuesto de la pequeña isla. Su techo será vegetal y se podrá pasear por él tras acceder mediante una monumental escalera.

Según el Servicio Nacional de Parques, tras una fuerte caída en 2013 con menos de 2 millones de turistas, en los últimos dos años la Isla de la Libertad ha batido el récord de visitas, con una media de 4.3 millones de visitantes.

Hoy solo unas 5,000 personas al día pueden acceder al pequeño museo que se encuentra ubicado en el interior del pedestal de la estatua, mientras que apenas 500 pueden subir hasta lo más alto de la corona para divisar las vistas.

 

 

Newsletter
Recibe en tu email nuestro contenido.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad
Publicidad