Publicidad
Publicidad

El primer proyecto de Zaha Hadid en México

GALERÍA. El desarrollo residencial se construye en la capital de Nuevo León, la tercera más poblada del país, y responde a las condiciones del ambiente.
Placeholder articulo
Placeholder articulo

Zaha Hadid, la primera mujer que ganó el premio Pritzker de arquitectura y que falleció el 31 de marzo, dejó también su huella en México. Desde 2013, se encuentra en construcción el desarrollo residencial Esfera City Center, localizado en el suroeste de Monterrey, Nuevo León.

Una vez terminado, el proyecto contará con 981 departamentos de distintas tipologías, desde lofts de 45 a 55 metros cuadrados (m2), hasta apartamentos con cuatro recámaras con una superficie de 165 m2, lo que da un total de 137,000 m2 de construcción.

El diseño de Hadid es una contrapropuesta al plan que presentó originalmente el cliente, quien pedía 12 torres residenciales homogéneas. En su lugar, el despacho propuso una serie de bloques largos y de baja altura acomodados alrededor en tres lados del terreno rectangular.

Lee también:  El rascacielos que Zaha Hadid ya no verá inaugurado

Cada lado de la construcción fue formado para optimizar su orientación ambiental, lo que crea una secuencia de patios internos y externos interconectados, jardines y espacios públicos para los residentes y vecinos, explica la firma en su página.

Localizado en el Cañón de Huajaco, en el sureste de la ciuda, ofrecerá nuevas viviendas para la población en crecimiento en la ciudad. El proyecto forma parte de un centro de empleo, transporte, vivienda, educación y entretenimiento en esta zona de la capital neoleonesa.

Publicidad

El Cañón de Huajaco es un valle rodeado de dos montañas, lo que crea un microclima subtropical con condiciones climáticas menos duras que las del centro de la ciudad, con veranos más frescos e inviernos que permiten a los residentes tomar completa ventaja de sus espacios exteriores.

Recomendamos:   El legado de Hadid, la mujer que curvó la arquitectura

Un acercamiento orientado a la comunidad fue central para el diseño. Se incorporaron los principios de prevención del delito mediante el diseño ambiental (CPTED por sus siglas en inglés), el cual incluye el uso de espacios interconectados y vigilancia natural, lo que contribuye a la integración y composición del proyecto.

La construcción desarrolla referencias del lenguaje arquitectónico local y la tradición mexicana de colocar celosías para proveer de sombras y definir el espacio exterior de cada residencia. Estas celosías son usadas desde las construcciones precolombinas  para dar protección frente al sol y generar distintos juegos de luces y sombras en las fachadas.

La ubicación de los edificios responde a la orientación solar ideal para los departamentos para disminuir la incidencia del calor y capturar los vientos dominantes, lo que de que los residentes disfruten de los espacios exteriores y la ventilación natural del sitio.

Con la orientación de las fachadas, el sombreado al nivel del suelo y la optimización de la ventilación natural, la temperatura ambiente se reduce para mejorar los valores de confort.

Los materiales de todas las áreas externan fueron seleccionados considerando su permeabilidad, alta reflexión y su baja masa termal para reducir la temperatura media, junto con su habilidad de drenar el agua de lluvia en el suelo.

Newsletter
Recibe en tu email nuestro contenido.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad