Publicidad
Publicidad

Muralismo, 'historia vigente' en Bellas Artes

FOTOGALERÍA: Este tipo de pintura mural encapsula preguntas del pasado que se vuelven actuales cada vez que se les mira, asegura la autora del libro 'El museo del Palacio de Bellas Artes. LXXX años'.
Placeholder articulo
Placeholder articulo

El muralismo, más que acervo histórico y cultural, es uno de los ejes principales y fundamentales del Palacio de Bellas Artes porque nos ayuda a entender nuestro presente y a preservar para todas las generaciones una identidad nacional colectiva, coinciden la co-autora del libro conmemorativo "El museo del Palacio de Bellas Artes. LXXX años", Ana Garduño, y el propio director del recinto, Miguel Fernández Félix.

El Palacio de Bellas Artes ha sido referente latinoamericano y mundial al haber concentrado en el país una escuela muralista de las primeras décadas del siglo XX, además de contar con una arquitectura maravillosa, explicó a Obras la escritora, Doctora en Historia del arte por la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, en el marco de la presentación del libro del Palacio de Bellas Artes, realizada el pasado 10 de junio.

Nota: 80 datos que debes saber sobre el Palacio de Bellas Artes

"Del muralismo como motor social y político siempre tendremos una reflexión; siempre a través de los muros, aparentemente del pasado, podremos redescubrir problemáticas contemporáneas. Hay un acento crítico de los murales que hace que el espectador se cuestione cuál es nuestra sociedad actual y qué queremos de ella en el futuro, a través de las preguntas que ya están planteadas en la pintura mural", señaló Garduño.

De igual forma, para Fernández Félix, el muralismo marca el patrimonio histórico, pues éste no ha sido "fortuito".

"Este libro, tomando como uno de sus ejes principales al muralismo, nos invita a conocer nuestro presente, que refleja parte de la historia y está vigente cada vez que entramos a este edificio", indicó el director. 

Publicidad

Portada del Libro Conmemorativo y escultura del Palacio de Bellas Artes. FOTOS: Cortesía MPBA
 

Asimismo, comentó que la identidad colectiva no es algo que siempre haya existido, sino que se transforma y modifica constantemente, por lo que es importante que los jóvenes visiten el Palacio y se vuelva un punto de encuentro para la sociedad, como siempre lo ha sido.

"Es importante que las generaciones jóvenes, y el público en general, se acerquen a la Institución, pues así se convierten también en un eje fundamental, como lo son el muralismo y las exposiciones que se muestran", aseveró el titular.

Nota:  Cada pasillo y cuarto de Bellas Artes está en Google Maps

Por otro lado, Fernández Felix aclaró que la institución se encuentra actualmente involucrada en un proyecto con el Museo de Philadelphia, titulado Mexican Modernism, que abarca dos décadas fundamentales de la historia del arte.

"Estamos trabajando en un proyecto que cubre el periodo de los años 20 a los 40, sin duda una etapa fundamental para el muralismo mexicano que nace en 1921 con los grandes artistas. Es todo un proyecto de investigación entre los dos museos", comentó el director.

 
 
 

Estas propuestas de envergadura y eco internacional, exteriorizó Fernández Félix, demuestran que se puede trabajar en proyectos curatoriales en dos museos conjuntos, al mismo tiempo. Incluso, señaló la similitud de la colaboración entre estas dos instituciones con el libro realizado por Garduño y la estadounidense Mary K. Coffey, en el texto conmemorativo.

El director tampoco descartó la idea de seguir trabajando en las mejoras a la estructura del inmueble.

"Más que un proyecto en particular, nos encontramos con un trabajo permanente de cambio. Iniciamos el año pasado con todo el cambio del piso de madera, que es el que está actualmente. Este año, continuamos con un proyecto de conservación y mantenimiento de murales, así como con uno de electrificación y mejora de espacios al interior, que me parece un tema central para los museos. Es fundamental la infraestructura de un museo; todos los museos del mundo lo saben", puntualizó el director.

Nota:  Palacio de Bellas Artes goza de nueva iluminación exterior

La publicación comprende 300 páginas con fotografías de Carlos Alcázar. La dirección creativa estuvo a cargo de Rolf Krayer.

FOTO: Laura Duque
 
Newsletter
Recibe en tu email nuestro contenido.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad