Publicidad
Publicidad

INAH inicia rehabilitación del templo de San Antonio de Padua

Se resaltarán sus características de monumento histórico, protegido por la Ley Federal de Monumentos y Zonas Arqueológicas, Artísticos e Históricos.
Templo de San Antonio de Padua, Sonora
Templo de San Antonio de Padua, Sonora - (Foto: Tomado de commons.wikimedia.org/Guillermovalenzuelac)

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) inició el proyecto de conservación y rehabilitación del templo de San Antonio de Padua de esta capital, una de las obras religiosas más antiguas de la ciudad.

El templo de San Antonio de Padua está incluido dentro de los 300 edificios considerados patrimonio arquitectónico y cultural de la ciudad de Hermosillo e inscritos en el Catálogo de Monumentos Históricos del Instituto Nacional de Antropología e Historia.

El delegado del Centro INAH Sonora, José Luis Perea González, señaló que el proyecto se desarrollará a través del Programa de Empleo Temporal (PET) de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), bajo la coordinación del instituto.

Mencionó que la primera etapa finalizará a mediados de diciembre próximo en la que más de 90 personas trabajarán en acciones de restauración como son la reintegración de elementos de carpintería como puertas y ventanas para la protección del recinto.

Asimismo, en la consolidación de muros exteriores de ladrillo con la reintegración de sus acabados, además de la dotación de las infraestructuras básicas con la colocación de instalaciones eléctricas necesarias para la iluminación en el recinto, abundó.

Publicidad

Refirió que este proyecto nace a partir de la demanda de la población de Hermosillo, que junto con la colaboración de autoridades eclesiásticas y municipales, impulsaron su realización y que hoy se refleja en una primera etapa de trabajos.

El templo de San Antonio de Padua fue construido entre 1809 y 1815 por los esposos Manuel Medina y María de la Luz López, pero su edificación finalizó hasta 1841; constituye una de las obras de corte religioso más antiguas de Hermosillo.

De ahí la importancia de su conservación y rehabilitación, pues podrá recuperar su uso original como recinto religioso y de manera alterna tener usos sociales y culturales.

Por su parte, la coordinadora del proyecto, Martha Robles Baldenegro, expuso que también está considerada la instalación de cédulas informativas que permitan destacar la importancia de este edificio del siglo XIX.

Se resaltarán sus características de monumento histórico, protegido por la Ley Federal de Monumentos y Zonas Arqueológicas, Artísticos e Históricos, dijo.

Publicidad
Newsletter

Te has registrado exitosamente!

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad
Publicidad