Publicidad
Publicidad

'La riqueza de Morelia se refleja en sus edificaciones'

En un recorrido por el Centro Histórico de la capital michoacana, la cronista Débora López García destaca el estilo arquitectónico muy vallisoletano y elegante, que resalta de otras ciudades coloniales que ostentan belleza barroca.
Catedral Morelia
Catedral Morelia - (Foto: Tomado de Flickr/ jaguar404)

De arquitectura ecléctica, que incorpora el barroco y el neoclásico, Morelia alberga los edificios más bellos de la región centro-occidente del país, y por esos tesoros, así como por su historia, costumbres y tradiciones, ha sido considerada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco, aseguró la cronista Débora López García.

En un recorrido por el Centro Histórico de la capital michoacana, López refirió que Morelia destaca por haber logrado ser la segunda ciudad más importante en la Nueva España, y de las primeras donde comienzan las ideas emancipadoras en busca de una nueva patria para los mexicanos.

Grandes hombres y mujeres, como José María Morelos y Pavón, han pasado por Morelia, dejando una profunda huella que ha marcado la ciudad como un semillero inagotable de ideas y pensamientos, a lo que se suma un peculiar estilo arquitectónico muy vallisoletano y elegante, que resalta de otras ciudades coloniales de México que ostentan también belleza barroca.

Respecto a los recintos más emblemáticos de la capital michoacana, destacó la Catedral, en cuyo interior sobresale su ornamentación, el orden dórico y sus retablos neoclásicos.

"La Catedral es la reina, de hecho existe una regulación que impide que otro edificio esté más alto", indicó.

Publicidad

Entre los tesoros que guarda la Catedral, construida de 1660 a 1744, están el manifestador de plata estilo barroco del siglo XVIII; la pila bautismal de plata, de estilo neoclásico; el órgano monumental de principios del siglo XX, que consta de cuatro mil 600 flautas o voces, y la imagen del Señor de la Sacristía, realizada con pasta de caña del siglo XVI.

Otro monumento representativo, dijo, es el Palacio de Gobierno, antiguo Seminario Tridentino, que luce en todo su esplendor el barroco vallisoletano, con sus hermosos claroscuros que le dan vida y movimiento.

Tomado de Flickr/ sftrajan

López García señaló que también en esta lista figura el Colegio Jesuita, que es, indudablemente, una expresión fabulosa de la arquitectura barroca, con una majestuosidad plena de belleza; "por sí mismo nos dice la importancia que tuvo como colegio novohispano", apuntó.

Publicidad

De igual manera, consideró, aparece el Templo de la Compañía, "con una hermosura intrínseca en la sencillez de sus líneas, y que desde 1930 está resguardado por nuestra Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, siendo utilizado como Biblioteca Pública".

El Centro Cultural Clavijero, que data de mediados del siglo XVI, es otro de los monumentos más representativos de Morelia, por su explosión barroca, consideró.

El recinto fue sede del Colegio Jesuita de San Francisco Javier, función que desempeñó hasta 1767. Luego, fue correccional para sacerdotes y en 1824 se instaló el Congreso de Michoacán.

La guía turística nombró, además, al Templo y Conservatorio de Música de las Rosas, que data del siglo XVIII, y a la Casa Natal Morelos, de estilo barroco en su interior y neoclásico en su fachada.

El primer espacio arquitectónico, desde 1738 hasta su clausura en el siglo XIX, fue colegio de niñas. Posteriormente, a finales de la década de los 40 se instaló la Escuela de Música, que funciona actualmente como sede del Coro de los Niños Cantores de Morelia.

Publicidad

En la Casa Natal Morelos, explicó, nació el 30 de septiembre de 1765 el héroe de la independencia, José María Morelos y Pavón; "este es un lugar muy especial en Morelia, porque es uno de los altares de la patria. De hecho, aquí siempre hay una vela encendida en su honor", apuntó.

Tomado de Flickr/ Alejandro

Actualmente, además de exhibir los documentos y las pertenencias del "Siervo de la Nación", el espacio alberga el animatronic "Morelos Vive", que da a conocer diversos aspectos históricos, a través de una figura robotizada del hijo predilecto de la antigua Valladolid, Morelos y Pavón, en cuyo honor esta ciudad lleva el nombre de Morelia, desde el 12 de septiembre de 1828.

Finalmente, López García hizo hincapié en que Morelia tiene un contexto cultural e histórico muy profundo, el cual funge como imán para diversas manifestaciones artísticas, entre ellas los festivales internacionales: Música de Morelia "Miguel Bernal Jiménez", Guitarra, Cine y Órgano, así como el Encuentro de Cocineras Tradicionales.

Publicidad
Newsletter

Te has registrado exitosamente!

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad
Publicidad