Publicidad
Publicidad

Toyo Ito antepone la 'energía' a la 'belleza' en obras de Shigeru Ban

Antes se tenía más en cuenta 'el nivel de perfección de las obras', pero ahora se valora más a los arquitectos cuyos proyectos 'tratan de implicar a la gente local', dijo el premio Pritzker 2013.
Centre Pompidou-Metz,
Centre Pompidou-Metz, - (Foto: Getty Images )

El arquitecto japonés Toyo Ito, galardonado con el premio Pritzker en 2013, afirmó este martes que el reconocimiento este año a su compatriota Shigeru Ban está cambiando la forma de valorar la arquitectura ya que se reconoce "la energía" por encima de "la belleza y la perfección" de los proyectos.

Ito valoró así el reconocimiento a Ban, quien recibió el lunes este premio 2014 por sus proyectos "elegantes e innovadores para clientes privados" y también por usar "el mismo diseño inventivo y habilidoso para sus amplios esfuerzos humanitarios", según el jurado de la Fundación Hyatt, que desde 1979 otorga el galardón.

Aunque admitió no haber visto sus obras personalmente, Ito destacó "la acción rápida y la energía" que son necesarias para hacer construcciones con fines humanitarios y en situaciones de emergencia, dijo.

"Si no tiene una energía inmensa, no podría hacerlo", afirmó Ito, que añadió que "admira" a Ban y "conoce las dificultades" de este tipo de trabajos ya que él mismo ha emprendido proyectos como "Hogar para todos", un edificio en Rikuzentakata (noroeste de Japón), una de las zonas más castigadas por el tsunami de 2011.

Durante dos décadas, Ban, de 56 años, ha realizado diversos proyectos en lugares de todo el mundo donde se han producido desastres naturales y provocados por el hombre para trabajar con ciudadanos locales, voluntarios y estudiantes en el diseño y construcción de refugios reciclables.

Nota relacionada: Shigeru Ban, el arquitecto humanitario

Publicidad

En este sentido, Ito explicó que Ban ha recibido el prestigioso premio internacional "por la energía de sus actividades más que, por ejemplo, la belleza y la perfección de sus obras", lo que a su juicio indica "que está cambiando la forma de valorar la arquitectura".

Hasta ahora se tenía más en cuenta "el nivel de perfección de las obras" o "su grandeza", mientras que actualmente se valoran más a aquellos arquitectos que realizan proyectos en distintos lugares "y tratan de implicar a la gente local", señaló Ito.

"Ahora están apareciendo arquitectos jóvenes, y creo que ellos son más interesantes o tienen más posibilidades", dijo Ito, quien añadió que debido a esta nueva percepción "se está cambiando el sentido de la arquitectura moderna".

A su juicio, el buen momento que atraviesa la arquitectura japonesa se debe -este país ha acaparado los dos últimos Pritzker y un total de seis galardones - a "la situación favorable" de la que gozan los arquitectos nipones como la buena calidad en las construcciones.

Newsletter
Recibe en tu email nuestro contenido.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad