Publicidad
Publicidad

Cineteca Nacional, 40 años de arquitectura para el cine

FOTOGALERÍA. Fue destruida por un incendio, tuvo un cambio de sede y actualmente experimenta un polémico proyecto a cargo de Michel Rojkind.
Placeholder articulo
Placeholder articulo

El día de hoy la Cineteca Nacional cumple 40 años de haber sido inaugurada en su primera sede; actualmente se encuentra en un proceso de remodelación a cargo del arquitecto Michel Rojkind, contemplado inicialmente en 540 millones de pesos (mdp).

El 17 de enero de 1974 el recinto fue construido en uno de los Foros de los Estudios Churubusco, donde actualmente está el Centro Nacional de las Artes, publica el sitio oficial del inmueble.

Indica que el establecimiento estaba conformado por dos salas de proyección abiertas al público (Salón Rojo y Sala Fernando de Fuentes), además de un área de exposiciones periódicas, una hemeroteca-biblioteca especializada, una librería, un restaurante y bóvedas de seguridad para el almacenamiento de filmes con temperatura y humedad controladas, así como un taller de mantenimiento y reparación de películas.

Sin embargo, en marzo de 1982 ocurrió un incendio que destruyó el recinto. Como consecuencia fueron construidas otras instalaciones en la Plaza de los Compositores de la Avenida México-Coyoacán 389, las cuales abrieron el 27 de enero de 1984.

 

Publicidad

Tomado de Flickr/vonKinder

El nuevo inmueble poseía cinco bóvedas para la preservación del acervo fílmico y no fílmico, un Centro de Documentación e Investigación, responsable de catalogar, clasificar, conservar y difundir publicaciones, documentos e información referente al quehacer cinematográfico, así como cuatro salas de exhibición, con capacidad para 550 espectadores cada una.

En 1992 la Cineteca inició la construcción de cinco bóvedas para el almacenamiento del acervo fílmico, con los controles de seguridad, humedad y temperaturas que la Fédération Internationale des Archives du Film (FIAF) exige a todo archivo fílmico. Las obras fueron inauguradas en 1994.

Desde 1996, el recinto se desincorporó de la Dirección General de Radio, Televisión y Cinematografía para formar parte del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), organismo que en 2011 impulsó la modernización y ampliación de las instalaciones y los espacios públicos.

El proyecto de ampliación incluía siete salas de exhibición, el Foro al Aire Libre "Gabriel Figueroa', una bóveda de 700 metros cuadrados, un laboratorio de restauración digital, un Museo del Cine, la Videoteca y el Cerebro Digital de la Imagen, así como un amplio estacionamiento.

Publicidad

Cineteca Nacional antes de la remodelación de Rojkind. Tomado de Flickr/c_dunst

La obra polémica de Michel Rodjkind

Así, el 16 de enero de 2012, la Cineteca Nacional cerró sus puertas para iniciar las obras de remodelación y ampliación a cargo del arquitecto Michel Rojkind. Sin embargo, la obra causo polémica debido a que la reapertura se tenía proyectada para agosto de ese mismo año y se pospuso hasta el 7 de noviembre de manera incompleta.

De acuerdo con El Universal (13  de marzo de 2013), el arquitecto Michel Rojkind reveló que el  proyecto fue presionado por los tiempos sexenales, lo que apresuró la apertura de los espacios aún sin terminarlos.

Publicidad

"Habían materiales que ya estaban aprobados que se pusieron con tal de que se tratará de acabar (…). Son cosas que por más que tú quieras mover como arquitecto, más bien se tienen que mover desde las propias leyes. Leyes que digan que no se van hacer proyectos en los últimos tres años de sexenio …", citó el diario.

Las obras contemplaban la construcción de dos nuevas bóvedas, que resguardaran 50,000 películas, cuatro salas nuevas para 250 espectadores cada una, además del mantenimiento y la remodelación de las instalaciones ya existentes.

Por otra parte, se pretendían recuperar los espacios perdidos con el aumento de la su superficie construida de 24,430 m2 a 28,897 m2, mediante la construcción de áreas verdes, foros de usos múltiples y espacio para funciones gratuitas al aire libre, además de un techo metálico.

Algunos de los espacios pendientes de inaugurar son el Museo del Cine (a cargo de los arquitectos Mauricio Rocha y Gabriela Carrillo), la Videoteca y el Cerebro Digital de la Imagen, cuya culminación de los trabajos no tiene una fecha precisa.

(Con información de Notimex)

Publicidad
Newsletter

Te has registrado exitosamente!

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad
Publicidad