Publicidad
Publicidad

'La arquitectura es política': Richard Rogers

Poco antes de recibir el premio Mario Pani por parte de la Universidad Anáhuac dijo que es preciso que el DF trabaje en un buen sistema de transporte.
Richard Rogers
Richard Rogers - (Foto: AFP)

"La arquitectura es política, la ciudad, los edificios, el espacio público – que es lo más democrático que podemos darle a las personas-, todo eso es política. No hay arquitectura sin política", dijo el arquitecto británico Richard Rogers a Obras poco antes de recibir el Premio Mario Pani por parte de la Universidad Anáhuac.

En breve entrevista dijo que la ciudad de México necesita repensar el papel que tiene el automóvil actualmente, sobre todo en el centro, por lo que es preciso trabajar con el gobierno y hacer lo que otras metrópolis están haciendo, como un buen sistema de transporte, una red de autobuses, compartir el auto y usar bicicleta.

En la capital mexicana, el Premio Pritzker 2007 diseñó con Ricardo y Víctor Legorreta la Torre Bancomer, la cual tendrá  221 metros de altura sobre Paseo de la Reforma de la ciudad de México.

Al respecto, mencionó que este edificio deberá estar terminado a finales del año, y durante su ponencia precisó que la idea es jugar con el contexto.

Explicó que cada nueve pisos habrá un jardín exterior que "propiciará áreas de encuentro y vistas espectaculares". Destacó que lo más importantes es humanizar la arquitectura con espacios colaborativos y comunidades conectadas.

Publicidad

El actual director para la Arquitectura y el urbanismo de la Greater London Authority y autor de los libros Ciudades para un pequeño planeta y Ciudades para un pequeño país expresó: "Estoy muy feliz de trabajar con Legorreta. Ricardo me presentó México y desde  entonces vengo al menos dos o tres veces al año, es un país maravilloso".

Tras recibir  el premio Mario Pani, el también autor de la Torre 3 en la llamada Zona Cero de Nueva York, expuso algunos de los conceptos  bajo los que hace arquitectura,  como la responsabilidad, la colaboración y el trabajo en equipo, y la influencia de todos y todo lo que a su paso se cruza, así como la idea de hacer lugares para todos, en un sentido democrático, para ricos y pobres, y de todas las nacionalidades.

Rogers refirió tres de sus obras más  polémicas  y representativas como el Centro Nacional de Artes y Cultura George Pompidou en Paris, que diseñó junto con Renzo Piano, la Torre Lloyd’s de Londres y la Terminal 4 del Aeropuerto de Barajas en Madrid.

Del Centro Pompidou destacó que fue pensado como "un edificio para todos". Inaugurado en 1977 es considerado como un hito de la arquitectura, pues rompió con el estilo de la arquitectura francesa que lo rodea y cuenta con una estructura de acero y piel de vidrio, y una explanada, lo que permite a las personas establecer un diálogo tanto con el interior como con el exterior.

Publicidad

AFP

Sobre la Torre Lloyd’s destacó la tecnología aplicada para su construcción que celebra el movimiento y que incidió en el perfil de la ciudad.

Del aeropuerto de Barajas, la arquitectura que "celebra el espíritu de viajar" con el juego de espacios y luz, y el empleo de material prefabricado.

AFP

Publicidad

Bernardo Gómez Pimienta, director de la escuela de Arquitectura en la Universidad  Anáhuac, destacó que Rogers comprende que "las ciudades se deben a las personas y no a los edificios, y que la actividad  humana entre los edificios es lo importante".

También hizo ver la importancia que Rogers ha dado al espacio público y a la colaboración como entendimiento de que la arquitectura es demasiado compleja para ser solucionada por una única persona.

Newsletter

Te has registrado exitosamente!

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad
Publicidad