Publicidad
Publicidad

Naturaleza, 'la musa' de los edificios eco-icónicos

OPINIÓN: Estas construcciones orgánicas siguen sorprendiendo y en general tratan de adaptarse a su entorno formalmente y en la construcción.
Children activity & learning centre PROJECT
Children activity & learning centre PROJECT - (Foto: Tomado de 24h-architecture.com)

"Naturaleza es diseñar el arte de la ecología, cuidando del ambiente mientras se crea belleza", define la firma 24H-Architecture. Así, la constante innovación en el diseño, hace que nunca nos aburramos de los edificios biolcimáticos.

Contrario a la idea de que el acercamiento a lo natural y lo ecológicamente amigable es siempre lo mismo, las construcciones orgánicas no paran de sorprender. Cada obra que sigue este enfoque es distinta, pues en general tratan de adaptarse a su entorno, tanto formalmente (en ocasiones), como constructivamente.

Mucha de la arquitectura bioclimática moderna está inspirada en la arquitectura vernácula propia de la región, pues es una guía de las propiedades de los materiales (térmicas, acústicas y de resistencia, entre otras), además de analizar la orientación y otros parámetros útiles.

Un factor muy importante es utilizar materiales locales en bruto para evitar el gasto de recursos por transporte y procesamiento de los mismos. Por ejemplo, 24H-architecture se basa en la naturaleza, cada proyecto puede tener un enfoque distinto y particular, pero siempre debe ir en función de la naturaleza. Es parte de los objetivos y de la naturaleza de la firma.

Un proyecto interesante es el Centro de actividades y de aprendizaje para niños (CAAN), en el hotel Six Senses Soneva Kiri Resort, en Tailandia, complejo reconocido a nivel internacional por su estructura enteramente de bambú. Además de seguir la línea de diseño de 24H-architecture, el CAAN también continuó con la visión de diseño ecológico y a la vez, majestuoso, distintivos de los resorts Six Senses.

Publicidad

Junto con lo interesante de su diseño, el CAAN realizó propuestas de uso poco usuales, como una cocina-cueva para los niños, mismos que obtienen los recursos culinarios de la huerta orgánica dentro del recinto.

El ahorro energético es un must. Un bello tragaluz en la parte superior de la fachada, el cual está posicionado estratégicamente para que haya luz natural prácticamente todo el día, y la estructura abierta al exterior, permita la constante ventilación. Por esta ausencia de muros divisorios y fachadas sólidas, la protección contra el clima la provee el techo, gracias a sus largos cantilivers que dan sombra y evitan el ingreso de lluvia al interior.

Todas estas propuestas innovadoras contribuyen a que el diseño no tenga límites. Si un proyecto busca adaptarse a su entorno, en lugar de que suceda al revés, el mismo ambiente va dictando las pautas de lo que el edificio necesita para ser eficiente. Basta con poner atención y atreverse a romper con los esquemas tradicionales.

____________________

* Directora de Proyectotal ( proyectotal.com ) y arquitecta por el Tecnológico de Monterrey

Publicidad
Newsletter

Te has registrado exitosamente!

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad
Publicidad