Publicidad
Publicidad

El Guggenheim vuelve a cabildear un museo para Helsinki

La Fundación Solomon R. Guggenheim pretende convencer al municipio de la viabilidad del proyecto, el cual es distinto al que rechazaron en 2011.
Guggenheim Museum
Guggenheim Museum - (Foto: Getty Images )

La Fundación Solomon R. Guggenheim presentó una nueva propuesta para convencer a las autoridades de Helsinki, Finlandia, de construir un museo con su marca.

El proyecto original, dado a conocer en 2011 por la institución neoyorquina, proponía edificar un recinto de aproximadamente 12,000 m2 en el puerto sur de la ciudad, el cual estaría centrado en el diseño, la arquitectura y la tecnología.

Sin embargo, la iniciativa de la fundación, dirigida por Richard Armstrong, finalmente fue rechazada el año pasado por ocho votos contra siete.

La mala situación económica de la capital nórdica, golpeada por la crisis y el miedo a que el nuevo museo eclipsara la producción artística local fueron los principales motivos por los que los ediles de la izquierda y los ultranacionalistas rechazaron el proyecto, antes incluso de llegar al pleno municipal.

La segunda vuelta
El alcalde de la ciudad, Jussi Pajunen, fue quien impulsó la idea en ese momento. Ahora es la propia fundación neoyorquina la interesada en levantar un nuevo museo en Finlandia, que se una a los que ya existen en Nueva York, Venecia, Bilbao y Abu Dabi.

Publicidad

Armstrong dijo en una rueda de prensa que Helsinki es la ciudad idónea para continuar con la expansión de la prestigiosa red museística, al ser "un punto de conexión entre el este y el oeste, entre Escandinavia y la región del Báltico, con un atractivo único".

"De las cerca de 60 ciudades de todo el mundo que se han ofrecido a acoger un museo Guggenheim en los últimos años, Helsinki es la candidata más sólida: es una ciudad muy hermosa, con instituciones artísticas maravillosas, muy familiar con la innovación tecnológica y plenamente conectada con la naturaleza", afirmó.

En su opinión, Helsinki podría reproducir el llamado "efecto Bilbao", una ciudad cuyo museo Guggenheim revitalizó la economía, atrajo el turismo y dio a la región una gran proyección internacional.

Lo mismo, pero más barato
Para convencer a los políticos y a la opinión pública finlandesa, la Fundación Guggenheim ha revisado cuidadosamente la propuesta que fue rechazada en 2012 y ha introducido cambios sustanciales.

Para empezar, está dispuesta a buscar financiamiento privado para el concurso arquitectónico, con el que se escogerá el diseño del edificio, cuyo coste (entre 1.5 y 2 millones de euros, entre 2 y 2.7 millones de dólares) antes recaía en la ciudad de Helsinki.

Publicidad

Otro punto importante es la rebaja de 50 % del pago anual del museo a la fundación por concepto de licencia por usar la marca Guggenheim (de 2 a 1 mde; de 2.7 a 1.3 mdd), una cantidad que ya no sería fija, sino que dependería de la afluencia de visitantes.

Además, propone un nuevo emplazamiento para el museo. Seguiría estando en pleno centro urbano, junto al mar Báltico, pero esta vez en el lado sur del puerto.

La fundación ha revisado al alza sus estimaciones de visitantes anuales al futuro museo, que pasan de medio millón a 550,000, una cifra equivalente a los habitantes de Helsinki, por el aumento de turistas extranjeros que llegaron a la ciudad en 2012.

Según los nuevos cálculos, el Estado ingresaría 8 mde (10.8 mdd) anuales más en impuestos, mientras que los costes operativos del museo serían de 5 mde (6.7 mdd), por lo que la ganancia neta sería de 3 mde (4 mdd).

De esta forma la fundación intenta involucrar no sólo a la ciudad de Helsinki, sino al Gobierno del país, cuyas reticencias iniciales contribuyeron a que se desplomara hace un año el proyecto original.

Publicidad

Según la portavoz socialdemócrata en el ayuntamiento de Helsinki, Ritva Viljanen, una de las ediles que votaron entonces en contra, la nueva propuesta "merece ser estudiada y debatida por la opinión pública sin prisas y en profundidad".

Más crítico es el portavoz municipal del partido ultranacionalista Verdaderos Finlandeses, Pekka Tiusanen, quien cuestiona la veracidad de las estimaciones incluidas en la nueva propuesta.

"Helsinki se ha gastado ya más de 2 mde (2.7 mdd) en este proyecto, y no queremos que se gaste ni un euro más de los contribuyentes", afirmó ante la prensa.

Newsletter

Te has registrado exitosamente!

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad
Publicidad