Publicidad
Publicidad

Los arquitectos mexicanos conquistan el extranjero

Víctor Legorreta, Juan Carlos Baumgartner y Tatiana Bilbao coinciden en que la clave es tener a alguien local que los asesore y ayude.
Engineering College en Doha, Qatar
Engineering College en Doha, Qatar - (Foto: Cortes�a L+L)

El éxito de una obra arquitectónica en el extranjero no depende de si se habla el idioma del país en el que se construye o si se conoce su cultura a fondo. Los arquitectos Víctor Legorreta, Juan Carlos Baumgartner y Tatiana Bilbao coinciden en que la clave es tener a alguien local que los asesore y les ayude a entender los códigos culturales de dicho país.

Tanto Space, de Baumgartner, como Legorreta + Legorreta, del arquitecto con el mismo apellido, han optado por trabajar con despachos locales con los que se asocian en los países en los que desarrollan sus obras. 

"La ayuda de un arquitecto local es esencial para el proyecto, es imposible que te puedas sumergir en la cultura del país y al mismo tiempo puedas hacer el proyecto", dice Baumgartner cuyo despacho tiene socios en España, Italia y Estados Unidos, entre otros países.

Legorreta cuenta que después de años de mantener un despacho en California, se tomó la decisión de cerrarlo y asociarse con arquitectos locales en varios países europeos y también en Estados Unidos, Egipto y Qatar para poder enfrentar mejor los retos culturales y logísticos a los que se tenía que enfrentar a la hora de desarrollar un proyecto en otro país. 

Publicidad

Parque Arquitectónico de Jinhua, China. Cortesía Tatiana Bilbao. 

El estar asociado con arquitectos locales en otros países "por un lado aporta las cosas prácticas de los materiales de la zona, de los reglamentos, de cómo construir, pero también lo que te sirve mucho es la parte cultural, qué puede funcionar o qué no funciona en ese país", dice.

Por su parte, Tatiana Bilbao, quien tiene la experiencia de haber diseñado el Parque Arquitectónico de Jinhua, en China, también recomienda siempre tener comunicación estrecha con alguien que sepa de la cultura del país en el que se está trabajando el proyecto. 

"Creo que es importante que en el equipo haya gente que realmente entienda la cultura y te pueda orientar", señala.

Si bien, los tres coinciden en que construir en el extranjero es un reto, en sus obras fuera de México se han dado cuenta de que el proceso de construcción no es tan distinto de un país a otro, lo que les ha ayudad a conducirse con mayor confianza al momento de dirigir un equipo extranjero de trabajo . 

Publicidad

Microsoft Technology Center Sao Paulo, Brasil. Cortesía SPACE. 

Newsletter

Te has registrado exitosamente!

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad
Publicidad