Publicidad
Publicidad

8 arquitectos exitosos te dicen cómo volverte empresario

Juan Pablo Serrano y Tatiana Bilbao, entre otros, cuentan qué tuvieron que desarrollar para fundar su despacho tras salir de la escuela.
Tatiana Bilbao
Tatiana Bilbao - (Foto: Archivo Obras )

Los despachos de arquitectura tienen un reto que deberá ser trasladado a los programas universitarios con mayor ímpetu, pues además de ofrecer talento y conocimiento, deben transformarse en empresas administrativamente eficientes y redituables, ante una competencia global, que significa disputar la demanda con despachos extranjeros, muchos de renombre.

Pero más allá de los números, los futuros arquitectos, sin excepción, imaginan desde las aulas un desarrollo profesional exitoso; visualizan el establecimiento de su despacho, la creación de grandes obras e incluso comienzan a pensar poco a poco en quiénes serán sus clientes, aunque su anhelo no siempre se concrete, o se vea truncado luego de haber iniciado.

Aquí te presentamos ocho casos  de arquitectos mexicanos que pudieron crear sus despacho:


Publicidad

"La experiencia cotidiana más significativa que me enseñó a ser un buen empresario es ser ordenado en asuntos fiscales, bancos y pagos. Y que es importante no comprometerse más de lo que se puede pagar".

 

"Algo que no enseñan en la escuela, es a ser multitask. Como director de un despacho de diseño y arquitectura tengo que hacer de todo; diseñar, comprender todos losaspectos administrativos, promover, difundir, presentar, convencer…".

 

Publicidad

 "En la escuela te enseñan a armar y desarmar un fusil. Nunca a pelear en la guerra… Sólo he aprendido en la práctica. La realidad es la única manera de aprender".

 

 

"Como arquitectos tenemos un ego gigante y somos emprendedores por naturaleza pero no nos enseñan ni un gramo de administración. Eso representó para mí un shock muy fuerte al darme cuenta que no tenía ninguna herramienta sobre el tema. Entender que el despacho tenía que ser un negocio fue la experiencia más significativa".

Publicidad

  

"Nadie te enseña a relacionarte con los clientes. La experiencia más relevante para consolidar el negocio fue tener un grupo de inversionistas a quienes responder, ellos depositaron su confianza en nosotros".

 

"Aunque hay ingresos no todo es utilidad. En la escuela todo salía bien a la primera, en el campo profesional no fue sencillo.Es importante prever y administrar para mantener un esquema financiero sano".

Publicidad

 

"Haber arrancado el despacho en tiempo de crisis fue aleccionador. Ganarse la confianza del cliente y demostrar que su proyecto es tan importante como cualquier otro, es básico. La capacitación constante es fundamental, nunca se termina de aprender".

 

"Para ser exitoso simplemente no hay que estar satisfecho con nada, exigirse demasiado al grado de querer alcanzar la perfección y contagiar al equipo de trabajoconesa filosofía. Tener disciplina, rigor, autocrítica, y exigencia".

Publicidad
Newsletter

Te has registrado exitosamente!

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad
Publicidad