Publicidad
Publicidad

Los arquitectos delinean el nuevo horizonte de Manhattan

MULTIMEDIA: Con la construcción de nuevos desarrollos en la parte media, NY pretende mantener su dinamismo y atraer nuevas inversiones.
Manhattan West_1
Manhattan West_1 - (Foto: Cortes�a Brookfield Office Properties)

En los últimos ocho años, la zona conocida como el medio Manhattan ha favorecido el desarrollo inmobiliario, comercial y urbano, gracias a iniciativas de organizaciones como Friends of the High Line (Amigos de la Línea Elevada) y las modificaciones al uso de suelo hechas por las autoridades de la ciudad de Nueva York.

De acuerdo con Amigos de la Línea Elevada, desde 2006, organizaciones no gubernamentales, empresarios y el gobierno local han proyectado al menos 29 grandes obras alrededor del parque High Line, lo que ha motivado una inversión privada de más de 2,000 millones de dólares (mdd), así como la creación de 12,000 empleos.

Phil Wharton, vicepresidente senior de desarrollo de Brookfield Office Properties (empresa a cargo del proyecto Manhattan West), explica a Obras que esta zona se caracteriza por su proximidad con la estación Pennsylvania  (también conocida como Penn Station), lo cual propicia una actividad continua en los alrededores y favorece a los negocios ubicados en la parte oeste de la ciudad.

"Esta área ha crecido cinco veces más que el resto de Manhattan en los últimos cinco años, y en eses tiempo ha visto la llegada de 2,000 cuartos de hotel y 6,000 unidades residenciales", comenta Jessica L. Scaperotti, directora de comunicaciones corporativas de la desarrolladora Related Companies, firma a cargo del desarrollo urbano Hudson Yards.

El parque elevado de Nueva York
El llamado High Line (línea elevada) es una vía de tren elevada a 9.14 metros sobre el nivel del suelo, la cual fue transformada en un parque público desplegado sobre 23 cuadras del lado oeste del medio Manhattan; interactúa con el distrito Meatpacking, el oeste de Chelsea y el área de Hell’s Kitchen (también conocida como Clinton).

Publicidad

 El proyecto de la organización Friends of the High Line logró transformar en 2009 la antigua vía de tren en desuso, en más de una milla (1.6 km) de infraestructura verde que reduce el efecto del calor sobre la zona, para además crear un hábitat para 300 especies de plantas, arbustos y árboles. Actualmente, se encuentra en desarrollo la tercera etapa del parque, misma que abrirá al público el próximo año.

El diseño de este parque elevado lo realizaron los despachos James Corner Field Operations y Diller Scofidio + Renfro and Piet Oudolf, en tanto que la parte estructural, la ingeniería y la preservación histórica estuvo a cargo de Buro Happold y Robert Silman Associates.

{galeria0}

El nuevo distrito de negocios
En diciembre de 2012 comenzó la construcción del proyecto Hudson Yards, un nuevo distrito de negocios que estará ubicado en el oeste del Medio Manhattan. El desarrolló, impulsado por las empresas Related Companies y Oxford Properties Group, estará desplegado sobre una superficie de 10 hectáreas

El proyecto tendrá cuatro torres, de las cuales la primera (sur), diseñada por Kohn Pedersen Fox Associates (KPF), actualmente está en construcción. Su conclusión se prevé para 2015.

El complejo incluirá medio millón de metros cuadrados de espacios comerciales, entre los que están The Shops, un centro comercial con 66,677 m2, diseñado por Elkus Manfredi Architects.

Publicidad

El nuevo desarrollo estará integrado con el parque High Line. Contará además con una plaza pública (proyectada por el arquitecto Nelson Byrd Woltz) y un edificio de uso mixto, hotel y área residencial.

De acuerdo con Scaperotti, la torre sur se construirá entre 2012 y 2015; mientras que entre 2014 y 2016 edificarán la torre D (Diller Scofidio + Renfro and Rockwell Group); por su parte, la Torre E (David M. Childs / SOM) comenzará su construcción en 2014 y quedará terminada en 2017, y entre 2013 y 2018 realizarán las obras de la torre Norte (KPF).

{galeria2}

La puerta de entrada al oeste
El 15 de enero pasado, Brookfield Office Properties comenzó la construcción del desarrollo Manhattan West, un proyecto de 4.5 mil millones de dólares, mismo que contará con tres torres (dos de oficinas y una residencial), espacios al aire libre, áreas comerciales y restaurantes.

El nuevo desarrollo estará ubicado en la novena avenida, entre las calles 31 y 33 Oeste, y la Avenida Dyer, en la zona oeste del medio Manhattan, con lo que el nuevo complejo será la 'puerta de entrada' al área de Hudson Yards.

De acuerdo con Dennis Friedrich, presidente de Brookfield Office Properties, este proyecto servirá de puente entre el área de Chelsea y el distrito de negocios del medio Manhattan, pues ofrecerá a los peatones un camino agradable entre Penn Station y la zona del High Line.

Publicidad

Para lograr la construcción de este complejo urbano, la desarrolladora aseguró un financiamiento para los próximos cinco años, mediante un préstamo de 340 millones de dólares (mdd) otorgado por instituciones financieras como HSBC, el banco de Nueva Scotia y Wells Fargo, entre otras. Por su parte, Brookfield invertirá 340 mdd de capital propio.

El plan maestro de Manhattan West fue diseñado por SOM, despacho que además trabaja en el diseño de las torres de oficinas y está asociado con SLCE Architects en la parte residencial. Por su parte, los espacios al aire libre están a cargo de James Corner Field Operation.

La primera parte del complejo consiste en la construcción de una plataforma sobre las vías del tren, conformada por 16 puentes, la cual permitirá establecer una superficie que soportará 464,515.2 m2 de complejo de usos mixtos, con las dos torres de oficinas de 185,806.08 m2 cada una.

La plataforma está en construcción con la tecnología utilizada para llevar a cabo puentes segmentados post-tensados de concreto prefabricado. Está previsto que esta obra quede terminada en 2014, mientras que las torres recibirán a sus primeros inquilinos en 2016 (en la primera torre).

Gary Haney, socio de Diseño de SOM, detalla a Obras que la construcción del primer edificio (que tendrá casi 300 metros de altura) quedará terminada en 2014. La torre, al lado noreste del complejo, tendrá una forma escultural y aerodinámica.

El edificio residencial, al lado suroeste, con una altura similar, tendrá alrededor de 800 departamentos, y su apariencia será un poco más industrial, a fin de asociar el edificio al distrito que lo rodea. La construcción de esta torre comenzará el próximo año.

Publicidad

Haney comenta que la torre sur será la última en construirse, ya que es la más compleja para su edificación, por ser el edificio más grande y porque la torre se asentará en su totalidad sobre la plataforma que cubre las vías del tren.

{galeria3}

El lado Este también se apunta
El estudio 'El Este del medio Manhattan, una visión atrevida del Futuro' plantea que "para mantener esta posición y enfrentar la competencia global", esta área requiere modernizarse.

Como parte de esta iniciativa, presentada en febrero del año pasado, en 2015 iniciará la construcción de la torre 425 Park Avenue, un edificio de oficinas diseñado por el despacho Foster + Partners.

El proyecto anticipa la necesidad de cambios en los espacios de trabajo con áreas abiertas que permitan un uso flexible.

Asimismo, contará con tres niveles -en las partes baja, media y alta de la torre- libres de columnas, para funcionar como terrazas y lugares de esparcimiento para los usuarios del edificio.

Publicidad

A nivel de calle, la torre funcionará como plaza cívica, que se distinguirá por sus piezas de arte. El término de la construcción de este edificio se plantea para finales de 2017.

{galeria1}

Newsletter

Te has registrado exitosamente!

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad
Publicidad