Publicidad
Publicidad

SLP, entre las demoliciones y el rescate del patrimonio

OPINIÓN: El mercado inmobiliario compra valiosas obras de la arquitectura para demolerlas, pero surgen iniciativas para rescatar el patrimonio.
Casa Av. Carranza
Casa Av. Carranza - (Foto: Luis A. Montes Parra.)

San Luis Potosí fue considerada por The Financial Times (2010) como la tercera ciudad con mayor potencial de desarrollo económico en México. Este auge, derivado de su actividad industrial, ha generado como es de esperarse, una importante demanda de habitación, creando nuevos fraccionamientos que se consolidan rápidamente, desdibujando los límites de la ciudad actual. Pero al mismo tiempo que se dan estos procesos, otras áreas por su condición central son amenazadas, o bien porque son poco atractivas para las nuevas generaciones y los grupos de gente externa, o por lo insostenible que es el mantenimiento de propiedades que alcanzan, inclusive, las dos hectáreas en pleno centro de ciudad.

De esta problemática, una clara muestra es la avenida Venustiano Carranza, una de sus más importantes de la ciudad, donde constantemente se sacan al mercado inmobiliario las grandes propiedades construidas a finales del siglo XIX y principios del XX, pero que su destino final es su demolición, a falta de una visión conciliadora entre un buen proyecto de rescate y un negocio efectivo y redituable en términos económicos. Evidenciando que si la aplicación de la legislación en materia de preservación es vaga en el centro del país, lo es aún más al interior de la república.

Cabe señalar que uno de los objetivos planteados en materia cultural por el actual gobierno federal es dar una verdadera dimensión nacional a las instituciones encargadas de la cultura del país, que de más está decir, son las encargadas de generar los mecanismos de protección del patrimonio construido; aunque sin duda en esta materia no sólo falta consolidarlas, sino garantizar facultades ejecutivas a dichas instituciones y no simplemente normativas, como hasta este momento.

En este contexto, desde hace un par de años en San Luis Potosí -incluida como parte del Patrimonio Mundial UNESCO en el año 2010- se han fomentado importantes proyectos de reciclaje arquitectónico, en su mayoría promovidos por el sector gubernamental, en los que han sido rescatados valiosos inmuebles que han dado como resultado, por citar algunos, los museos Federico Silva (2003), de Arte Contemporáneo (2009) y el Centro de las Artes (2010). Este último, uno de los más ambiciosos proyectos de rescate, que tuvo como fin posicionar al estado como un importante centro cultural regional.

Publicidad

Fachada principal del Centro de las Artes, San Luis Potosí. (Noviembre, 2012)/FOTOGRAFÍA: Luis A. Montes Parra.

Este antiguo centro penitenciario, construido por el arquitecto Carlos Suárez Fiallo, entre los años de 1884 y 1904, funcionó como tal hasta el 1999 y cinco años más tarde Alejandro Sánchez, encabezando a un nutrido grupo, fue designado para desarrollar la rehabilitación de este inmueble.

El reto para su rescate fue la transformación de su escala y programa dedicados al control y privación de la libertad, hacia algo que, rompiendo con dicha carga ideológica, fuese coherente con su nueva función, estableciendo un diálogo directo y amable con el público en general.

De tal suerte que la premisa de diseño se centró en lograr la interrelación entre espacios interiores y exteriores; dar a cada uno de ellos un carácter e identidad propios, al tiempo de efectuar una intervención contemporánea.

 

Publicidad

Patio de Artes Plásticas. Centro de las Artes, San Luis Potosí/FOTOGRAFÍA: Tomado de Centro de las Artes, San Luis Potosí.

Así, a este edificio con esquema de panóptico se accede a través de una primera exclusa formada por un gran patio de planta cuadrangular, que en su perímetro alberga una serie de galerías destinadas a la exposición de diversas propuestas artísticas, cuya uniformidad se rompe por una serie de plataformas escalonadas y cuerpos de agua, dispuestos al centro de dicho patio.

Patio Centenario. Centro de las Artes, San Luis Potosí/FOTOGRAFÍA: Tomado de Centro de las Artes, San Luis Potosí.

Una vez dentro del edificio principal, éste se distribuye a partir de un patio central octogonal, dominado por un torreón central, en el cual convergen ocho naves, divididas por el mismo número de patios de forma triangular, los cuales están contenidos por un pasillo perimetral que crea una doble muralla.

Publicidad

Espejo de Agua. Centro de las Artes San Luis Potosí/FOTOGRAFÍA: Tomado de Centro de las Artes San Luis Potosí.

A través de la intervención puntual de estos espacios se logró enfatizar dicha relación entre interior y exterior, creando para ello, una vez más, plataformas que rompen su monotonía con pequeños auditorios al aire libre, y en otros casos incorporando cuerpos de agua o áreas verdes que se tornan pequeños jardines temáticos con especies endémicas, juegos de muros, celosías y pérgolas, dotándolos así de un uso específico e interés acordes con las actividades a realizarse en las galerías contiguas.

Jardín de cactáceas. Centro de las Artes, San Luis Potosí/FOTOGRAFÍA: Tomado de Centro de las Artes San Luis Potosí.

Publicidad

Por su parte, las naves fueron intervenidas para dar cabida a galerías de exposición, edificio administrativo y museo de sitio, talleres de artes plásticas, fotografía, danza, cerámica, salones de música y una biblioteca con sus respectivas áreas de consulta y cubículos de trabajo en grupo.

Sin duda, proyectos como éste demuestran que el patrimonio construido, entendido como potencial y no como limitante, tiene un sinfín de posibilidades y que reinsertarlo, al resignificarlo en su contexto, no sólo garantiza su conservación, sino se vuelve un punto de referencia para la sociedad que se beneficia directa o indirectamente de él.

__________________

* Luis A. Montes Parra, es arquitecto por la Universidad Iberoamericana Ciudad de México, beneficiario del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes en su programa de Fomento a Proyectos Culturales 2012-13 y coordinador editorial de FUNDARQMX.

** Fomento Universal para la Difusión Arquitectónica de México es una organización que busca contribuir al desarrollo de una cultura de recuperación, protección y conservación del patrimonio arquitectónico, ambiental y urbano, para el desarrollo y beneficio de las ciudades.

Publicidad

Actividades / www.fundarqmx.com / fundarqmx@gmail.com / @fundarqmx o FB

12 de Mayo, 10.30 hs.

Un paseo por San Ángel. Recorrido Arquitectónico.

Arq. Juan Manuel Ramiro.

Próximamente

Publicidad

Como parte de las actividades de difusión del proyecto de investigación apoyado por FONCA 16 colonias, 16 delegaciones: una ciudad, se llevarán a cabo diversos recorridos con enfoque urbano arquitectónico por:

Junio

Lomas de Chapultepec (Miguel Hidalgo)

Hist. del Arte. Elena Flores

Julio

Publicidad

Colonia Guerrero (Cuauhtémoc)

Arq. Luis A. Montes

Por confirmar, ciclo de conferencias: 16 colonias, 16 delegaciones: una ciudad.

Newsletter

Te has registrado exitosamente!

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad
Publicidad