Publicidad
Publicidad

Diseñan una casa que replica las funciones de un árbol

William McDonough + Partner diseñó una vivienda que integra el uso de energías eficientes y amigables con el medio ambiente.
HOUSE_TREE_3
HOUSE_TREE_3 - (Foto: Tomado de William McDonough + Partner.com )

Como parte de un ejercicio para The Wall Street Journal, el despacho William McDonough + Partner proyectó una vivienda "para el futuro", la cual cuenta con la ergonomía de un árbol. El concepto integra el uso de energías eficientes y amigables con el medio ambiente.

"La casa acumula beneficios ambientales positivos en el tiempo. Cuando la vida útil de la casa se termina, sus materiales están diseñados para ser fácilmente desmontados y convertirse en nutrientes seguros para la industria humana y la biosfera", publicó la firma de arquitectura en su página web.

La superficie del inmueble, proyectado en la primavera de 2009, es parecida a la de una hoja, pues se caracteriza por tener una capa fotosintética que capta la luz solar. A diferencia de los paneles solares de hoy en día - mayormente pegadas sobre una línea en el techo, aquí se entretejen en la parte exterior.

Tomado de McDonough + Partner

Publicidad

"Los paneles solares jamás vistos, especialmente aquellos que producen agua caliente, serán un gran avance desde la perspectiva estética, cuyo diseño es un problema en la actualidad -feos y desagradables para muchos propietarios-", explicó el arquitecto William McDonough, a The Wall Street Journal.

De acuerdo con la publicación, la función de las piezas antes mencionadas es calentar agua y generar electricidad para el hogar, además de crear oxígeno para la atmósfera, y de este modo compensar el carbono producido en otras áreas del inmueble. 

En cuanto al resto del diseño, McDonough + Partner propuso un techo elegante y curvo con tejados generosos que da sombra y disminuye la carga de calor en verano, y al mismo tiempo reduce el uso de aire acondicionado.

Tomado de McDonough + Partner

Publicidad

La "corteza" de la casa arbórea sería de estructura delgada, con películas aislantes de autolimpieza y autosanación, "evitando así la necesidad de reemplazarlos después de años de exposición a los elementos", agregó el arquitecto.

El "tronco", o la estructura de la casa, se compone de tubos de carbono, mientras que las "raíces" son un sistema de bomba de calor enterrado en el patio.

Con este sistema se aprovecharía la temperatura relativamente constante del suelo para controlar el clima de la casa. Así habría calor en invierno, cuando la tierra está más caliente que el aire circundante, y frescura en verano, cuando la temperatura del suelo es inferior.

Newsletter

Te has registrado exitosamente!

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad
Publicidad