Publicidad
Publicidad

Mario Vargas Llosa 'afina su ojo' arquitectónico

El Premio Nobel de Literatura 2010 ha escrito artículos críticos relacionados con la arquitectura, el urbanismo y la ciudad.
Mario Vargas Llosa
Mario Vargas Llosa - (Foto: Getty Images)

La Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP) editó el libro 'Mario Vargas Llosa. Ciudad, Arquitectura y Paisaje', el cual reúne artículos y conversaciones relacionadas con la ciudad, las transformaciones de los espacios, la arquitectura y el paisaje urbano.

La obra, presentada recientemente, está dividida en dos secciones. La primera comprende nueve artículos realizados entre 1994 y 2012 por el 'Premio Nobel' de Literatura 2010 para la columna 'Piedra de Toque', que escribe en el diario peruano La República.

"Mario Vargas LLosa es un autor que ha recorrido, que ha vivido, consumido, disfrutado y padecido muchas ciudades y eso se deja ver en estos textos", comenta a Obras, Víctor Mejía, editor del libro.

La segunda parte consta de dos conversaciones en las que participa el escritor:

Una es con su amigo el arquitecto Miguel Cruchaga, publicada en 1977 en la revista El Arquitecto Peruano, en la que tratan diversas aristas de la arquitectura, como la comparación entre procesos creativos de los primeros trazos de un arquitecto y las primeras líneas de un escritor.

Publicidad

La otra conversación es la transcripción inédita del coloquio realizado en 2011 por la Universidad Católica de Perú (PUCP), en el que se reunió a 10 arquitectos e intelectuales, para plantear al escritor preguntas sobre cómo había abordado el tema del espacio, la arquitectura o la ciudad en sus novelas.

"Lo que puede dejar el libro después de su lectura es evidenciar a Mario Vargas Llosa como una persona muy sensible hacia lo que significa la arquitectura, el paisaje urbano y sobre todo la experiencia de vivir en la ciudad", dice Mejía.

El editor de la obra destaca que "sin ser arquitecto ni pretender ser un critico de arquitectura, erudito, se deja ver una posición crítica, clara [de Mario vargas Llosa] hacia la ciudad".

Agrega que el autor de 'La ciudad y los perros' tienen un mérito adicional, pues escribe "despojado de la carga académica, erudita o especialista que podemos tener los arquitectos, los urbanistas; es un mérito. Resulta [una mirada] muy lúcida y muy valiosa y muy sensible".

Los nueve artículos que conforman la primera parte del libro están organizados en tres secciones:

1. Ciudades cosmopolitas fuera de Perú
Tres textos en los cuales el autor deja en evidencia su condición de ciudadano, al reflexionar sobre aspectos de las urbes cosmopolitas. En este apartado aborda los diferentes espacios de París y la manera en que las novelas han contribuido al halo de esta ciudad.

Publicidad

Asimismo, analiza a la arquitectura como espectáculo y hace una crítica al museo Quai Branly, autoría del arquitecto Jean Nouvel, pues evidencia el protagonismo excesivo del arquitecto, lo que opaca las obras.

2. Espacios urbanos de Perú
En esta sección, Vargas Llosa reflexiona sobre el proceso de transformación y modernización urbana que se daba en Perú. Trata el caso del Parque Salazar, ubicado en el distrito de Miraflores, en la ciudad de Lima, el cual cambió por la construcción de un centro comercial. Y también diserta sobre el centro de la ciudad de Piura, al norte de Perú. 

3. Visión personal
Este apartado muestra un lado más personal e íntimo del escritor. Describe su relación amistosa con el arquitecto Luis  Miró-Quesada Garland, hombre emblemático en el tema de la arquitectura moderna en Lima a mediados del siglo XX.

Asimismo, habla sobre la relación que ha tenido a lo largo de su vida con las bibliotecas, como espacios de trabajo, y en distintos lugares del mundo. En un tercer texto comenta de manera personal sobre la casa de Arequipa, donde nació y habitó su primer año de vida. 

Lenguaje visual
Mejía comenta que se tuvo un cuidado especial con la parte gráfica. En la primera división del libro, donde se encuentran los nueve artículos, no hay ilustraciones, pues se buscó respetar la unidad de los textos, ya que son escritos individuales, realizados en distintas épocas y contextos.

Sin embargo, la obra cuenta con un total de entre 35 y 40 ilustraciones, de las cuáles sólo tres no fueron realizadas específicamente para esta publicación. De hecho, se hizo énfasis en crear una conversación entre el texto escrito y las imágenes, así como los diálogos publicados en esta sección.

Publicidad
Newsletter

Te has registrado exitosamente!

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad
Publicidad