Publicidad
Publicidad

Con la Casa del Agua se fue parte del legado mexicano

OPINIÓN: Con la demolición de la Casa del Agua se perdió la gran oportunidad de tener una representación de la arquitectura mexicana en Corea del Sur.
Casa del agua
Casa del agua - (Foto: Tomado de L+L)

Recibimos con sorpresa la noticia de la inminente demolición de la Galería 'Casa del Agua', la casa modelo del complejo hotelero, que el arquitecto mexicano Ricardo Legorreta diseñó en Isla de Jeju, Corea del Sur.

Éste fue un caso, que como miembro de Fundarqmx, llamó poderosamente mi atención desde hace casi 8 meses y que seguí observando cuidadosamente una vez entablado el diálogo con el cuerpo diplomático de la embajada de Corea del Sur en México.

Al ver las fotografías proporcionadas por la Asociación de Mexicanos Residentes en Corea, mismas que evidenciaban los inicios de dicha demolición, me detuve a pensar por un momento sobre qué lecciones nos dejaba este caso.

Sin duda, y la más importante, es un papel cada vez más actuante de la sociedad civil en temas relacionados con la protección del patrimonio construido, sin importar el contexto histórico y temporal al que pertenece, sino por el hecho de resaltar los valores estéticos que por sí misma representa la obra.

Se nos demostró también, que no podemos defender algo que de inicio, se sabía tendría un plazo perentorio, y con ello se nos cuestionó de manera indirecta respecto al papel que como arquitectos desempeñamos en el desarrollo de nuestro entorno, yendo más allá del cómo, cada edificación cumple un objetivo puntual.

Así, se alzó la voz, no en un sentido de intervenir en un proceso legal justo, como el que se llevó a cabo, sino por poner en la mesa de discusión el valor de la obra arquitectónica; cómo protegerla, cómo preservarla, pero sobretodo cómo conciliar intereses para no sentar precedentes negativos que pudiesen en un futuro ir en contra de los esfuerzos de un gobierno por conservar su también importante patrimonio natural.

Publicidad

Lamentable o no, Corea del Sur y México no han perdido parte de su legado; la primera ha corroborado las bases para el respeto a su legislación en materia ambiental. Mientras tanto nosotros, como lo ha señalado el arquitecto Víctor Legorreta: perdimos "...una gran oportunidad de tener una representación de la arquitectura mexicana en Corea".

Por lo mismo, en Fundarqmx, creemos que desde nuestro papel en el ámbito local, los esfuerzos deberán encaminarse a cuestionar la pérdida de un vasto legado y en su caso promover mecanismos para replantear una deficiente legislación en torno a la conservación.

________________

* Luis A. Montes Parra es Arquitecto por la Universidad Iberoamericana, Beneficiario del Programa de Fomento a Proyectos Culturales 2012-13 del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes y coordinador editorial de Fundarqmx.

** Fomento Universal para la Difusión Arquitectónica de México (Fundarqmx) es una organización que busca contribuir al desarrollo de una cultura de recuperación, protección y conservación del patrimonio arquitectónico, ambiental y urbano, para el desarrollo y beneficio de las ciudades.

Newsletter
Recibe en tu email nuestro contenido.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad
Publicidad