Publicidad
Publicidad

General León 51, una casa en tránsito hacia China

OPINIÓN: Palacios Kaim plantea la posibilidad de fragmentarla, arrancarla desde los cimientos y llevarla a China para protegerla.
05 Esquina General Leo?n 51
05 Esquina General Leo?n 51 - (Foto: Cortes�a Archivo Luis Palacios Kaim/Patricia Lagar)

Hace un par de meses fui invitado a conocer un proyecto artístico encabezado por Luis Palacios Kaim, en el que se presentaba el trabajo fotográfico de Micheal Nyman y Amanda Holmes.

La propuesta era alentadora, pues el diálogo establecido entre ambos artistas centraba la discusión en la estética del espacio en destrucción, a manera de crítica sobre la negligencia con la que es tratado el patrimonio construido, tomando como recurso la apelación a la memoria de lo que fue, y con ella, el proceso de apropiación y resignificación de dichos espacios fotografiados.

Interior Nyman. Cortesía Archivo Luis Palacios Kaim/Patricia Lagarde.

Por un lado, Nyman nos daba cuenta en la serie fotográfica que realizó del abandonado Cine Ópera, de cómo la arquitectura -vista en fragmentos de su interior- lo mismo es testimonio del esplendor y glorias pasadas, que de la decadencia que presagia su inevitable final, pero sin plazo perentorio.  Por otro lado, Holmes centraba su trabajo en registrar el proceso de abandono y destrucción, a partir de los juegos geométricos de las texturas de los muros de diversos edificios públicos abandonados en la parte Este de Berlín, los cuales hoy día ya no existen.

Publicidad

Interior Holmes. Cortesía Archivo Luis Palacios Kaim/Patricia Lagarde.

Esta forma de abordar el deterioro del espacio construido me remitiría a la reflexión que Frida Escobedo hace con relación a la ruina, donde nos dice que "paradójicamente, mientras ésta nos confronta con nuestra propia mortalidad, nos presenta también la posibilidad de una existencia más allá de nuestra propia vida".

Palacios Kaim ha comprendido muy bien esta condición, pues es quien desde la provocación y la ironía viene a refrescarnos la discusión en torno a la conservación del patrimonio arquitectónico, pues para conservar un inmueble –que actualmente sirve como laboratorio de experimentación artística- plantea la posibilidad de fragmentarlo, arrancarlo desde los cimientos y llevarlo a China, para reconfigurarlo y quedar inserto en un contexto completamente ajeno, pero como obra de arte, no como objeto arquitectónico.

Publicidad

General León 51. Cortesía Archivo Luis Palacios Kaim/Jimena Orozco.

Sin duda, con esta acción pone en la mesa el cómo hemos permitido que la voracidad del sector inmobiliario haya modificado fuertemente –y no siempre de manera responsable- el entorno de nuestras ciudades, una autoridad que promueve y legitima esta destrucción y una sociedad que poco a poco comienza a cuestionarse la posibilidad de conservación en aras de afianzar un proceso de identidad.

Es bien sabido que en esta discusión hay muy diversos enfoques, pero el consenso está en, como nos plantea Juan Palomar Verea, que "Cada edificio, para subsistir, debe ganarse la vida". También nos dice, que si bien la preservación del patrimonio construido enfrenta grandes retos, éste constituye la memoria de una comunidad, no siendo una concesión nostálgica, sino una clave para mantener viva a una cultura. Pero para ello es necesaria una mezcla de conocimiento, imaginación y flexibilidad que reconcilie los valores existentes y añada nuevos que pueden hacer más pertinente la vida de una edificación con valores patrimoniales.

Y es lo que justamente Luis Palacios ha pretendido hacer desde que adquirió hace alrededor de tres años la casa ubicada en General León 51, en la colonia San Miguel Chapultepec de la Ciudad de México. Es un inmueble que bien podría presentarse como el lugar común de muchos edificios pertenecientes a zonas de conservación patrimonial, que sin estar catalogados o protegidos mediante algún mecanismo legal, se lanzan al mercado inmobiliario como terreno, lo cual, en la mayoría de los casos es la sentencia más clara de su destrucción a manos de los desarrolladores.

Publicidad

General León 51. Cortesía Archivo Luis Palacios Kaim.

Así, desprovista de su valor como inmueble, la casa en cuestión es revalorada como objeto de arte y se pretende devolver al mercado, vendiéndola al mejor postor chino. La pregunta que surge es si ésta sería la única vía factible para garantizar su conservación y así permitirle mantener esa historia única. 

A esta existencia garantizada en la descontextualización Mathías Goertiz le llamaría un happening al revés, por ir, paradójicamente, en contra de las acciones efímeras que el arte contemporáneo plantea, conservando el "desperdicio y la ruina de lo que hubo".

General León 51. Cortesía Archivo Histórico Luis Palacios Kaim.

Publicidad

Radical sí, quizá, pero el mundo ya ha visto la fragmentación de un inmueble, descontextualizarlo, para finalmente terminar siendo erigido en otras latitudes, pero con un sentido puramente arquitectónico.  Basta con traer a la memoria el caso de la Capilla Gótica del Instituto Cultural Helénico, un inmueble español del siglo XII-XIV, que tras múltiples vicisitudes fue reconstruido en nuestro país a mediados del siglo pasado.

¿O por qué no?, equiparándose a la propuesta de la artista londinense Rachel Whiteread, que con su escultura 'House' (1993), interviene la típica casa victoriana, uno de los últimos vestigios que quedaban en pie dentro de una calle cualquiera en East London, para tomarla como cimbra y cubrirla con concreto, para finalmente demolerla. Una vez más, es a partir del arte que a los arquitectos se nos confronta sobre la ciudad que estamos conservando, pero sobretodo, sobre la que heredaremos a las futuras generaciones.

House de Rache Whiteread. Cortesía Nick Turpin.
__________________
* Luis A. Montes Parra es Arquitecto por la Universidad Iberoamericana y Coordinador Editorial de FUNDARQMX.

** Fomento Universal para la Difusión Arquitectónica de México es una organización que busca contribuir al desarrollo de una cultura de recuperación, protección y conservación del patrimonio arquitectónico, ambiental y urbano, para el desarrollo y beneficio de las ciudades.

Publicidad
Newsletter

Te has registrado exitosamente!

Lo sentimos, algo ha fallado, intenta de nuevo más tarde!

Publicidad
Publicidad