resulta
Imagen

Moyao, el arquitecto de los centros de entretenimiento en México

Las obras del arquitecto mexicano son algunos de los principales recintos de entretenimiento de México, como el Pepsi Center del WTC, el Teatro Metropolitan, Fórum Mundo Imperial y Teatro Telcel, entre otros.

José Moyao
FOTOGRAFÍA Cortesía Moyao Arquitectos

Jueves, 09 de agosto de 2018 a las 14:00
POR Martha Patricia Montero

CIUDAD DE MÉXICO — Nota del editor: Este contenido se publicó originalmente en la edición Vivienda Burbuja, correspondiente a junio de 2018.

(CIUDAD DE MÉXICO) - Joaquín Sabina comentó un día que el Auditorio Telmex de Guadalajara era "el mejor recinto donde se había parado, porque se sentía muy acogido y se oía muy bien", presume el arquitecto José de Arimatea Moyao López, artífice de este y muchos otros recintos de espectáculos en México.

No es extraño que el elogio del cantautor español emocione al arquitecto. Sus obras más emblemáticas se vinculan con el inicio –y posterior boom– de la industria del entretenimiento.

"Me gusta todo tipo de música, mucho. Además de Sabina, aquí en México he disfrutado de Eric Clapton y U2 cuando se estrenó el Foro Sol; de los Rolling Stone, Alejandro Fernández, La Bella y la Bestia, en el Orfeón; de El Rey León en el Telcel, de Alejandro Fernández y Villazón en el Imperial de Acapulco, y de Plácido Domingo en el Telmex de Guadalajara…"

                                                                          Pepsi Center del WTC, Ciudad de México.

Mientras conversa, la luz entra por la ventana de una casona de la colonia Roma de la Ciudad de México, donde acondicionó, en espacios separados, tanto su hogar como su despacho, este último con rincones apropiados para destacar fotografías o maquetas de su trabajo, piezas de arte y un lugar especial para conservar a la mano los planos que trabajan.

Lee también: El Palacio de la Música en Mérida comienza a 'sonar'

Al respecto, Pepe –como le dicen sus amigos– explica: "Antes te decían que la arquitectura era para toda la vida; no es cierto. No sé para quién fue hecha esta casa, que tiene 600 m², pero si yo no la hubiera adaptado ya sería un hotel, por ejemplo. Aunque hay condicionantes para su transformación, como los muros de carga y el hecho de que esté catalogada, te invita a ser flexible. Esa facilidad de acoplarte funciona también para los proyectos, las negociaciones… y te permite ser vigente".

Arquitecto por la UNAM –donde obtuvo una mención honorífica–, antes de recibirse ya había cosechado dos logros: integrarse como colaborador al despacho de su maestro, el arquitecto Honorato Carrasco Navarrete, y obtener el primer lugar del concurso El Hábitat del Mañana, convocado por la UNESCO en 1984.

Un par de años después de independizarse y fundar Moyao Arquitectos (1988), le llamó Federico González Compeán. Lo citó en el Palacio de los Deportes. A González Compeán se le presentaba la oportunidad, junto con Alejandro Soberón, de hacer una alianza con Audio Entertainment y operar, bajo concesión, el Domo de Cobre para volver a traer conciertos de grandes figuras de la música a México.

Moyao realizó la restauración del edificio Frontón México, ubicado en la colonia Tabacalera en la Ciudad de México.

Así nacía Ocesa (Operadora de Centros de Espectáculos) y, a la vez, una alianza fructífera con Moyao. "Entonces no había experiencia de espectáculos en México. Pensamos que poner música en un lugar cerrado era sencillo, pero no lo es. Por eso nació con el mote de 'Palacio de los Rebotes'. Años después me tocó darle solución y hoy es uno de los recintos estrella de México".

Te interesa: Pabellón M es la Obra del Año 2017

La curva de aprendizaje ha sido larga, afirma Pepe Moyao: "Recuerdo que el proyecto del Metropolitan estaba a punto de abrir y no teníamos puestas las butacas; yo lloraba".

Moyao reconoce como sus principales asociados a estructuralistas especialistas en conciertos, ingenieros de sonido e iluminación, al igual que a los constructores. Gracias a esta red hoy se siente con confianza para asumir los retos futuros.

González Compeán comenta que en esos inicios había cosas elementales que se desconocían, como la importancia de que una puerta abriera para adentro o para afuera, cuando se manejan masas y todo se vuelve un tema de seguridad (el público llega de forma paulatina, pero al finalizar el concierto todos quieren salir, y no es lo mismo un teatro de 1,400 personas que un Foro Sol de 60,000, por ejemplo).

Y señala: "Pepe es, sobre todo, un especialista de lo que sucede adentro, de la operación, de dónde debe de ir una taquilla, dónde están los actores, por dónde entra una cosa y sale otra, desde el punto de vista de operación y no sólo desde la belleza arquitectónica de una fachada".

Justo así ocurrió con el Teatro Telcel, edificado a iniciativa de la Sociedad General de Autores y Editores de España, con un diseño del arquitecto español Antón García-Abril.

En el proceso, con la obra ya avanzada, tuvieron problemas. Grupo Carso lo retomó y lo dio en concesión a Ocesa, que se encontró con un teatro que carecía de la altura y las especificaciones para presentar los grandes musicales que se pretendían.

Leer: El arquitecto Mayolo Ramírez propone una nueva mirada al patrimonio

Solicitaron la intervención de Pepe Moyao; el cambio más importante fue levantar seis metros la caja escénica. Este cúmulo de experiencias lo llevó a ganar el concurso para diseñar el Auditorio Telmex de Guadalajara. Inaugurado en 2007, con capacidad para 11,500 personas, cuenta con una serie de muros móviles, que le permiten tener 16 variables de sala y plataformas.

Esta cualidad, que Moyao y su equipo han aplicado en otros espacios, como el propio Teatro Telcel, el Pepsi Center, el Fórum Mundo Imperial de Acapulco y el Frontón México, aseguran la flexibilidad de los espacios. Al respecto, Moyao asegura que parte del éxito de su despacho es que todos los espacios que han diseñado están vivos y son rentables.

Más información: Frontón México, centro de entretenimiento del siglo XXI

 

                Fórum Mundo Imperial, Acapulco, Guerrero/ Fotos: Cortesía Moyao Arquitectos

Maestro de arquitectura en la UNAM y el Tec de Monterrey, Moyao puede tener como parámetro de su trayectoria el número de asientos habilitados y que al momento suman más de 270,000.

Para Gabriel Mérigo, especialista en restauración de monumentos arquitectónicos, quien ha hecho equipo con Moyao en más de una ocasión –como en el museo para la Cervecería Modelo, en Toluca, en una edificación del siglo XIX, o en el Frontón México–, Moyao se distingue por su rigor académico y profesional.

"Todo el tiempo está estudiando y mejorando, siempre trata de hacer algo mejor de lo que ya hizo".

Ahora Moyao trabaja en un proyecto denominado Wellness, para activar los 365 días los espacios aledaños a la Fórmula 1, así como en una casa en Los Mochis, Sinaloa, con una propuesta bioclimática que les evitará el uso del aire acondicionado.

Los recintos de Moyao 

Palacio de los Deportes, Ciudad de México
Teatro Metropolitan, Ciudad de México
Foro Sol, Ciudad de México
Sala de conciertos, Teatro al aire libre y Auditorio del Centro Cultural Mexiquense, Texcoco, Estado de México
Centro de Congresos y Exposiciones de Puebla
Pepsi Center del WTC, Ciudad de México
Centro Cultural Universitario de la Universidad de Guadalajara, Jalisco
Auditorio Telmex de Guadalajara, Jalisco
Fórum Mundo Imperial de Acapulco, Guerrero
Ofi cinas y Archivo General de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Ciudad de México
Centro de Espectáculos y Exposiciones Salitre Mágico, Bogotá, Colombia
Ciudad de la Cultura y las Artes, Querétaro
Teatro Ocampo, Cuernavaca, Morelos
Conservatorio de las Rosas, Morelia, Michoacán
Escuela de Negocios UDLA, Ciudad de México
Teatro Telcel, Ciudad de México
Centro Cultural Los Mochis, Sinaloa

 

 

Arrastrame Arrastra esta imagen a tu Barra de Tareas para agregar este sitio ó da click aquí para agregar al menu de Inicio Cerrar