Imagen

Adrian Smith, el arquitecto que desafía a los cielos

El arquitecto estadounidense Adrian Smith que, junto con su socio Gordon Gill, ha diseñado los edificios más altos del orbe.

Adrian Smith
FOTOGRAFÍA Foto: Cortesia Adrian Smith + Gordon Gill Architecture/Brian Briggs





Comparte
Lunes, 31 de diciembre de 2012 a las 06:00
POR Anasella Acosta

CHICAGO — Su imaginación apunta al cielo, y hoy mide 1,000 metros de altura. Eso sobrepasa su propio récord de 828 m, impuesto con el Burj Khalifa ­–el edificio más alto del mundo­–, que será superado por la Kingdom Tower, hoy en construcción, en Jeddah, Arabia Saudita, ciudad cercana a la Meca. Él es el arquitecto estadounidense Adrian Smith que, junto con su socio Gordon Gill,  ha diseñado los edificios más altos del orbe.

En entrevista exclusiva con Obras, Smith habla sobre tendencias, secretos, desafíos y riesgos en la realización de este tipo de edificaciones a las que se rehúsa a llamar rascacielos; les dice supertall, y su condición es medir al menos 380 m de altura, como el Empire State.

Diseñador de algunos de los edificios más altos de Chicago, como la Sears Tower, hoy Willis Tower, y la Trump International Hotel & Tower, sus proyectos destacan por mostrar sensibilidad hacia el entorno, y por merecer, en conjunto, más de 100 premios al diseño de excelencia.

Con cuatro décadas de experiencia,  explica que quienes piden realizar edificios muy altos "buscan un ícono o un emblema". Cuando hicimos el Burj Khalifa, cuenta, financiado por la familia del emir Mohammed bin Rashid Al, "el deseo del cliente era hacer el edificio más alto", y eso derivó en dar identidad al desarrollo de vivienda que lo rodea, el Downtown Dubai, así "dio a las personas un elemento de identidad y al cliente, todo el éxito en términos del desarrollo", y propició ingresos para la ciudad a partir del turismo.

Los supertall "son más que otro edificio, pueden generar nuevos hitos, nuevos emblemas, nuevos significados para la cultura y la civilización donde estén y traer mucho desarrollo económico".

A pesar de eso, Smith admite que "no necesariamente" lo más alto es mejor. Reconoce las ventajas ambientales y la interacción entre los individuos en lugares como Europa y México, "donde las personas establecen un diálogo con sus edificios, muchos, históricos, y con las calles, todos caminan por donde sea, hay un nivel diferente de experiencia humana", pero piensa que ambas condiciones pueden coexistir en un supertall.



Retar al viento
Desde su despacho en el centro de Chicago, el arquitecto explica que los retos para estas construcciones son sobre todo técnicos. "Cuando vas más allá de los 50 pisos, los sistemas estructural y mecánico tienen que ser repensados en términos de la gravedad y el hecho de que en las alturas las fuerzas del viento gobiernan".

Los edificios más altos y delgados se mueven diferente con las fuerzas del viento, y hay criterios que tienen que ser considerados, dice Smith. Todos los edificios se mueven, y los supertall pueden moverse más debido a la aceleración del movimiento creado por los vórtices alrededor. "El gran reto es comprender ese tema y saber cómo mitigarlo".

Otro desafío es el 'efecto chimenea' (stack effect), que en el norte, como en Chicago, provoca que el aire se infiltre en el edificio y navegue por cualquier estructura: chimeneas, elevadores, escaleras.

Smith explica: una vez que el aire entra se va hacia arriba porque es más cálido adentro. Pero en Medio Oriente funciona a la inversa; el aire va hacia abajo, "ése es uno de los peores efectos"; las presiones del viento pueden llegar a ser tan fuertes que colapsen el sistema de elevadores, ejemplifica.

La variación de temperaturas es otro factor. Si tienes 100 ºF (37.7 ºC) en el exterior, en la cima del Burj Khalifa será de 90 ºF (32.2 ºC), es decir, 10º más frío. "A veces puedes usar las diferencias de temperatura para conducir el frío hacia abajo del edificio y mantenerlo fresco".

Arrastrame Arrastra esta imagen a tu Barra de Tareas para agregar este sitio ó da click aquí para agregar al menu de Inicio Cerrar